Práctica de Ejecución

Práctica de Ejecución

Ejecución de estrategias en medio de las urgencias diarias

FranklinCovey ha estudiado por qué algunas organizaciones ejecutan con excelencia mientras que otras flaquean, quizás a niveles sin precedentes. Tanto las más productivas como sus homólogas menos productivas tienen áreas conocidas de productividad elevada – unidades en las que los clientes están satisfechos, los empleados comprometidos y la economía es fuerte. Tanto los más productivos como los no tan productivos también tienen variaciones de productividad.

La diferencia clave es la forma de sus “curvas de variabilidad”, las curvas de las más productivas son “más extremas y más ajustadas” que las de las menos productivas. Simplemente son mejores a la hora de institucionalizar lo que ya saben hacer en algunas áreas. Entre las menos productivas, la enorme energía que demanda el simple mantenimiento de las operaciones cotidianas (el “torbellino”) mina la consecución de sus prioridades más importantes. El torbellino de las más productivas no es menos potente, pero establecen procesos para implicar a su personal hacia la ejecución de sus objetivos más importantes en medio del torbellino.

La Práctica de Ejecución de FranklinCovey ayuda a los líderes a establecer claridad, enfoque y responsabilidad en torno a los objetivos estratégicos críticos, compitiendo con las urgencias del día a día.


Si quiere formación a medida sobre algún programa de esta práctica, por favor contáctenos.